La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.
Lo primero que debe conocer una empresa, es su situación real.

Aunque esto pueda parecer una obviedad, lo cierto es que en muchas ocasiones no es tan fácil conocer la situación con exactitud. A veces un problema financiero puede ocultar una situación económica deteriorada, ya sea derivada de falta de competitividad o por ejemplo por la falta de una redimensión adecuada de la empresa al nivel de demanda actual.

Si situaciones como estas no son afrontadas a tiempo y con las medidas adecuadas, las sucesivas reestructuraciones financieras, y suponiendo que haya oportunidad de realizarlas, no son más que alargar una agonía que desembocará en un concurso de acreedores, y con el riesgo de pérdida del patrimonio personal del empresario o administrador.

Por ello, nuestros servicios comienzan con una profunda evaluación de la empresa, a fin de determinar la causa última que ha originado los problemas que pueda tener en su organización, y de esta forma determinar las posibles soluciones que garanticen la continuidad y mejoren los resultados.

Nuestros honorarios por este servicio son bastante reducidos y serán descontados si nos elige a nosotros para la implantación de las soluciones a implantar.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?