La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Tras un buen diagnóstico empresarial que determine claramente las causas de los problemas y las posibilidades de mejora, llega el momento de implantar las medidas correctoras.

Este es un proceso que como mínimo necesita algunos meses, y requiere como condición necesaria el apoyo decidido de la dirección de la empresa.

En la actualidad, estas medidas suelen requerir grandes cambios en la estructura de las empresas, se trata de la supervivencia del negocio.

Lo que actualmente no puede pemitir es que las circunstancias económicas le superen, ha de anticiparse a ellas, aunque en ocasiones tristemente sea necesaria realizar una liquidación de su empresa, y aún así, esta ha de ser ordenada para garantizar su tranquilidad.

Un plan de viabilidad ha de tener en cuenta la situación de su empresa, no vale con soluciones estandar, ha de ser como un traje a medida.

A modo de ejemplo, un plan de viabilidad puede conllevar:

- Establecimiento de un control de costes y presupuestario, y su seguimiento.
- Realización de una reestructuración financiera.
- Aspetos comerciales como estudio de nuevos productos, nuevos mercados, nichos de mercado, ...
- Reorganización administrativa y funcional de la empresa.
- Redimensionamiento de la empresa al mercado actual.
- Inversiones y desinversiones.
- Estudio y presentación de concurso voluntario de acreedores.
- ...........

Con su apoyo y nuestros profesionales y colaboradores puede tener la seguridad que las medidas serán implantadas.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?